DICCIONARIO DE ENFERMEDADES:
A  B  C  D  E  F  G  H  I  J  K  L  M  N  O  P  Q  R  S  T  U  V  W  X  Y  Z

sindrome de guillain-barre

El síndrome de Guillain-Barré (polineuritis aguda ascendente) es una forma de polineuropatía aguda rápidamente progresiva caracterizada por debilidad muscular que a veces conduce a la parálisis.

La causa probablemente se deba a una reacción autoinmune (el sistema inmune ataca a la vaina de mielina). En el 80 por ciento de los casos, los síntomas se inician entre 5 días y 3 semanas después de un trastorno infeccioso trivial, una intervención quirúrgica o una vacunación.

Síntomas

El síndrome de Guillain-Barré suele iniciarse con debilidad, hormigueo y pérdida de la sensibilidad en ambas piernas, que luego afecta a los brazos. La debilidad es el síntoma principal. En el 90 por ciento de los afectados por el síndrome de Guillain-Barré la debilidad es más acusada entre la segunda y la tercera semanas. En el 5 al 10 por ciento de los casos tal debilidad se produce en los músculos respiratorios, hasta el punto de que a veces se requiere un respirador artificial. El 10 por ciento de los pacientes necesitan ser alimentados por vía intravenosa o mediante una gastrostomía (colocación, a través de la pared abdominal, de un tubo hasta el estómago) debido a la debilidad de los músculos de la cara y de la deglución.

En los pacientes más gravemente afectados puede producirse una disfunción del sistema nervioso autónomo, con fluctuaciones de la presión arterial y arritmias cardíacas. Una de las formas del síndrome de Guillain-Barré produce un grupo de síntomas inusuales como parálisis de los movimientos oculares, dificultad para deambular y desaparición de los reflejos. Considerados de forma global, alrededor del 5 por ciento de los afectados del síndrome de Guillain-Barré fallecen a causa de la enfermedad.

Diagnóstico

Los médicos deben diagnosticar la enfermedad basándose en el patrón de los síntomas, ya que no hay ninguna prueba de laboratorio específica del síndrome de Guillain-Barré. Con el objeto de descartar otras posibles causas de debilidad profunda, se llevan a cabo diversas pruebas, como el análisis del líquido cefalorraquídeo de la médula espinal (obtenido a través de una punción lumbar), un electromiograma, estudios de la conducción nerviosa y análisis de sangre.

      

Teléfonos en la Ciudad de México: (0155) 2235-8300, 6638-6391.