DICCIONARIO DE ENFERMEDADES:
A  B  C  D  E  F  G  H  I  J  K  L  M  N  O  P  Q  R  S  T  U  V  W  X  Y  Z

rubeola

La rubéola, también conocida como sarampión alemán, es una infección en la cual se presenta una erupción en la piel.

Ver también: rubéola congénita, cuando una mujer en embarazo resulta infectada de rubéola y se la transmite a su bebé mientras éste aún está en el útero.

Causas

La rubéola es causada por un virus que se propaga a través del aire o por contacto cercano.

Una persona con rubéola puede transmitirle la enfermedad a otros desde una semana antes de la aparición de la erupción hasta 1 o 2 semanas después de que ésta desaparece.

Debido a que la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola (triple viral) se le administra a la mayoría de los niños, la rubéola es mucho menos común ahora. Casi cualquier persona que reciba la vacuna tiene inmunidad contra la rubéola. Inmunidad significa que el cuerpo ha creado defensas contra el virus de la rubéola.

En algunos adultos, la vacuna puede desaparecer y no protegerlos del todo. Las mujeres que puedan resultar en embarazo y otros adultos pueden recibir una dosis de refuerzo.

Los niños y los adultos que nunca fueron vacunados contra la rubéola aún pueden contraer esta infección.

Síntomas

Los niños por lo general presentan pocos síntomas, mientras que los adultos pueden experimentar fiebre, dolor de cabeza, indisposición general (malestar) y secreción nasal antes de la aparición de la erupción cutánea. Ellos pueden no notar los síntomas.

Otros síntomas pueden abarcar:
Hematomas (raro)
Inflamación de los ojos (ojos inyectados de sangre)
Dolor muscular o articular

Pruebas y exámenes

Un exudado faríngeo o nasal se puede enviar para cultivo.

Se puede hacer un examen de sangre para ver si una persona está protegida contra la rubéola. Todas las mujeres que puedan resultar embarazadas deben hacerse este examen. Si es negativo, recibirán la vacuna.

      

Teléfonos en la Ciudad de México: (0155) 2235-8300, 6638-6391.