DICCIONARIO DE ENFERMEDADES:
A  B  C  D  E  F  G  H  I  J  K  L  M  N  O  P  Q  R  S  T  U  V  W  X  Y  Z

pulpitis

La pulpitis es la inflamación dolorosa de la pulpa dentaria, un tejido con numerosos nervios y vasos sanguíneos que está situado en el interior de los dientes.

Causas

Las causas más comunes de la pulpitis son la caries dental y las heridas. Dado que la pulpa está dentro del diente, no tiene espacio para hincharse cuando se inflama y por ello aumenta la presión dentro del diente. Si una inflamación leve se trata adecuadamente, el diente no sufrirá un daño irreversible; sin embargo, una inflamación grave destruye la pulpa. El aumento de la presión puede empujar la pulpa hacia el extremo de la raíz, donde podría dañar el hueso de la mandíbula y los tejidos circundantes.

Síntomas y diagnóstico

La pulpitis causa un dolor intenso. Para determinar si la pulpa está sana, el odontólogo realiza ciertas pruebas. Por ejemplo, puede aplicar un estímulo frío; si el dolor producido por el estímulo se interrumpe en pocos segundos, significa que la pulpa está todavía sana. Entonces se procede a vaciar la parte dañada del diente y a empastarlo. Sin embargo, cuando la pulpa está tan afectada que no se puede salvar, el dolor persiste después del estímulo frío o incluso aparece espontáneamente.

El odontólogo puede utilizar un estimulador eléctrico que indica la vitalidad de la pulpa pero no si la pulpa está sana. La pulpa está viva si el paciente percibe la pequeña descarga eléctrica que recibe el diente. A menudo el dolor al golpe indica que la inflamación se ha extendido a los tejidos circundantes y al hueso. Las radiografías pueden confirmar la caries y también mostrar si la inflamación ha causado la pérdida del hueso alrededor del diente.

      

Teléfonos en la Ciudad de México: (0155) 2235-8300, 6638-6391.