DICCIONARIO DE ENFERMEDADES:
A  B  C  D  E  F  G  H  I  J  K  L  M  N  O  P  Q  R  S  T  U  V  W  X  Y  Z

linfedema

El linfedema es la hinchazón causada por una interferencia con el drenaje normal de la linfa a la sangre.

En raras ocasiones, el linfedema es evidente al nacer. Más a menudo, aparece en fases posteriores de la vida debido a causas congénitas o adquiridas.

El linfedema congénito se debe a que la persona nace con un número reducido de vasos linfáticos, que son insuficientes para contener toda la linfa. El problema casi siempre afecta a las piernas y, en raras ocasiones, los brazos. Las mujeres tienen mayor probabilidad que los varones de tener linfedema congénito.

Aunque la hinchazón se puede observar desde el nacimiento, en general, los vasos linfáticos en este momento son adecuados para la pequeña cantidad de linfa que posee un lactante. Con mayor frecuencia, la hinchazón aparece posteriormente cuando el volumen de linfa aumenta y supera la capacidad del reducido número de vasos linfáticos. La hinchazón comienza gradualmente en una de las piernas o en ambas. La primera señal de linfedema puede ser la hinchazón del pie, que hace que el calzado sea apretado al final del día y deje marcas en la piel. En las etapas iniciales de esta dolencia, este síntoma desaparece cuando se eleva la pierna. (Muchas personas que no tienen linfedema experimentan hinchazón después de haber estado de pie durante períodos prolongados). El linfedema congénito se agrava con el paso del tiempo; la hinchazón se vuelve más evidente y no desaparece por completo incluso tras una noche de reposo.

      

Teléfonos en la Ciudad de México: (0155) 2235-8300, 6638-6391.