DICCIONARIO DE ENFERMEDADES:
A  B  C  D  E  F  G  H  I  J  K  L  M  N  O  P  Q  R  S  T  U  V  W  X  Y  Z

virus del nilo occidental

Es una enfermedad transmitida por mosquitos. La afección puede ir de leve a grave.
Causas

El virus del Nilo Occidental se identificó por primera vez en 1937 en Uganda al este de África. En los Estados Unidos, se descubrió por primera vez en el verano de 1999 en Nueva York. Desde entonces, el virus se ha diseminado a lo largo de todo el país.

El virus del Nilo Occidental es un tipo de virus conocido como flavivirus. Los investigadores creen que se disemina cuando un mosquito pica a un ave infectada y luego inocula a una persona.

Los mosquitos transportan las mayores cantidades del virus a principios del otoño, por lo que hay una máxima incidencia de la enfermedad a finales de agosto y principios de septiembre. El riesgo de padecerla disminuye entonces a medida que el clima se vuelve más frío y los mosquitos comienzan a extinguirse.

Aunque muchas personas son picadas por los mosquitos portadores del virus del Nilo Occidental, la mayoría no saben que han resultado infectadas.

Los posibles factores de riesgo para contraer un tipo más grave de la enfermedad incluyen los siguientes:
Afecciones que debiliten el sistema inmunitario, tales como VIH, trasplante de órganos y quimioterapia reciente
Edad avanzada o muy temprana
Embarazo

El virus del Nilo Occidental también se puede diseminar por medio de las transfusiones de sangre y los trasplantes de órganos. Es posible también que una madre infectada le transmita el virus a su hijo por medio de la leche materna.
Síntomas

Los síntomas pueden ocurrir de 1 a 14 días después de resultar infectado. La enfermedad leve, generalmente llamada fiebre del Nilo Occidental, puede causar algunos o todos los síntomas siguientes:
Dolor abdominal
Diarrea
Fiebre
Dolor de cabeza
Inapetencia
Dolores musculares
Náuseas
Salpullido
Dolor de garganta
Inflamación de ganglios linfáticos
Vómitos

Estos síntomas generalmente duran de 3 a 6 días, pero pueden durar un mes.

Las formas más graves de la enfermedad, que son potencialmente mortales, se pueden denominar encefalitis o meningitis del Nilo occidental, dependiendo de qué parte del cuerpo esté afectada. Se pueden presentar los siguientes síntomas y necesitan atención oportuna.
Confusión o cambio en la capacidad para pensar con claridad
Pérdida del conocimiento o coma
Debilidad muscular
Rigidez en el cuello
Debilidad de un brazo o pierna
Pruebas y exámenes

Los signos de la infección por el virus del Nilo Occidental son similares a los de otras infecciones virales. Es posible que no haya hallazgos específicos en un examen físico; sin embargo, hasta la mitad de los pacientes puede tener una erupción.

Los exámenes para diagnosticar este virus abarcan:
Conteo sanguíneo completo (CSC)
Tomografía computarizada de la cabeza
Resonancia magnética de la cabeza
Punción lumbar y examen del líquido cefalorraquídeo (LCR)

La forma más precisa de diagnosticar esta infección es con un examen de serología, en el cual se examina una muestra de sangre o líquido cefalorraquídeo en busca de anticuerpos contra el virus. Se pueden usar técnicas más rápidas empleando la reacción en cadena de la polimerasa (RCP).

      

Teléfonos en la Ciudad de México: (0155) 2235-8300, 6638-6391.