DICCIONARIO DE ENFERMEDADES:
A  B  C  D  E  F  G  H  I  J  K  L  M  N  O  P  Q  R  S  T  U  V  W  X  Y  Z

rabia

Es una infección viral mortal que se propaga principalmente por medio de animales infectados.

Causas

La rabia se propaga por medio de saliva infectada que penetra en el cuerpo a través de una mordedura o un corte en la piel. El virus viaja desde la herida hasta el cerebro, donde causa una hinchazón o inflamación. Esta inflamación provoca los síntomas de la enfermedad. La mayoría de las muertes por rabia ocurre en niños.

En el pasado, los casos de rabia en humanos en los Estados Unidos generalmente se producían por una mordedura de perro, pero recientemente hay más casos de rabia en seres humanos que han estado relacionados con mapaches o murciélagos. Aunque las mordeduras de perro representan una causa común de rabia en los países en desarrollo, en los Estados Unidos no se ha informado de casos de rabia causados por mordeduras de perro en muchos años, debido a la vacunación generalizada de animales.

Otros animales salvajes que pueden propagar el virus de la rabia abarcan:
Zorros
Zorrillos

En muy raras ocasiones, la rabia ha sido transmitida sin una mordedura real y se cree que esto ha sido causado por la saliva infectada que ha llegado al aire, por lo general en cuevas de murciélagos.

En el Reino Unido, la rabia se había erradicado por completo, pero recientemente se han encontrado murciélagos infectados con esta enfermedad en Escocia.

Síntomas

El período real entre la infección y cuando uno se enferma (llamado “período de incubación”) varía entre 10 días y 7 años. El período de incubación promedio es de 3 a 12 semanas.

Los síntomas pueden abarcar:
Babeo
Convulsiones
Sensibilidad exagerada en el sitio de la mordedura
Excitabilidad
Pérdida de la sensibilidad en un área del cuerpo
Pérdida de la función muscular
Fiebre baja, 102° F (38.9° C) o menos
Espasmos musculares
Entumecimiento y hormigueo
Dolor en el sitio de la mordedura
Inquietud
Dificultad para deglutir (las bebidas producen espasmos de la laringe)

Pruebas y exámenes

Si lo muerde un animal, trate de reunir toda la información posible sobre dicho animal y llame a las autoridades locales del servicio de control de animales para capturarlo de manera segura. Si hay sospecha de rabia, se vigilará al animal en busca de signos de esta enfermedad.

Se usa una prueba especial, llamada inmunofluorescencia, para examinar los tejidos cerebrales después de la muerte del animal. Esta prueba puede revelar si el animal tenía rabia o no.

El médico o el personal de enfermería lo examinarán y observarán la mordedura. Se limpia la herida y se trata de la manera apropiada.

La misma prueba se puede emplear para detectar la rabia en humanos, usando un fragmento de piel del cuello. Los médicos también pueden buscar el virus de la rabia en la saliva o en el líquido cefalorraquídeo, aunque estos exámenes no son tan sensibles y posiblemente sea necesario repetirlos.

Se puede hacer una punción raquídea para buscar signos de la infección en el líquido cefalorraquídeo.

      

Teléfonos en la Ciudad de México: (0155) 2235-8300, 6638-6391.